Autor Tema: ¿PUEDE OCURRIR EN CANARIAS UN TERREMOTO DE GRAN MAGNITUD?  (Leído 11370 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado R.E.M

  • Supercélula
  • *
  • Mensajes: 10799
¿PUEDE OCURRIR EN CANARIAS UN TERREMOTO DE GRAN MAGNITUD?
 
 
 
  
 
 
Angel Rodríguez Santana, catedrático de Física de la ULPGC

A muchos de los que vivimos en Gran Canaria nos sorprendió lo que sucedió el día 28 de octubre sobre las once menos cuarto de la noche: ¿un terremoto? . Las llamadas al 112 colapsaron el servicio de urgencias y los medios de comunicación tardaron más de 45 minutos en dar una respuesta satisfactoria a lo que estaba sucediendo. En los días sucesivos, debido al interés suscitado, se publicaron en los periódicos varios aspectos relacionados con el evento. Utilizando los registros de las estaciones sismológicas el Instituto Geográfico Nacional (IGN) en su página web (www.geo.ign.es) cataloga a este suceso como un seísmo con magnitud 2,9 y con intensidades sísmicas en la escala EMS (Escala Macrosísmica Europea) de IV en la Vega de San Mateo, III en Las Palmas de Gran Canaria y II en Vecindario.

La asignación de un valor de intensidad sísmica para una determinada población se hace a partir de encuestas y de la observación directa de los daños producidos por el terremoto. La intensidad máxima observada fue de IV caracterizada por el golpeteo de vajillas, cristalerías, ventanas y puertas; oscilación de objetos colgados y temblores en muebles ligeros. La magnitud de un terremoto se relaciona con la energía elástica liberada en el foco sísmico, siendo éste el lugar donde se produce la perturbación que causa el terremoto. El cálculo de la magnitud se realiza a través de las observaciones realizadas de las ondas sísmicas que parten del foco y llegan a varias estaciones sismológicas. Para determinarla se necesita saber la amplitud de la onda, su período y como se ha atenuado en su recorrido. El terremoto del 28 de octubre tuvo una magnitud pequeña siendo los de gran magnitud aquellos que alcanzan valores superiores a 6. Estos últimos pueden producir intensidades sísmicas máximas superiores a VII en la escala EMS caracterizada por daños graves en construcciones que no sean de hormigón armado. ¿Puede ocurrir en Canarias un terremoto de estas características?. Para contestar a esta pregunta analicemos brevemente cómo se producen los terremotos.

Las perturbaciones que originan los terremotos pueden ser producidas por diversas causas siendo la más usual la generada por el rozamiento entre dos bloques que constituye una falla. Esta relación entre las fallas y los terremotos nos permite conocer a priori que lugares de la Tierra son más susceptibles a la ocurrencia de terremotos. Relacionados con estas fallas, los focos sísmicos se pueden encontrar a diferentes profundidades, entre los 0 km (superficie) y los 700 km (límite entre el manto superior e inferior de la Tierra). De los focos sísmicos parten las ondas sísmicas caracterizadas inicialmente con una amplitud que depende de la magnitud del sismo. En su recorrido la amplitud de las ondas se atenúa siendo la amplitud en superficie la que determina en mayor grado la intensidad símica máxima que puede producir el terremoto.

Podemos llegar a la siguiente conclusión: fallas cuya dinámica se produce cerca de la superficie (focos sísmicos poco profundos) y que emiten ondas sísmicas de gran amplitud (magnitud alta) pueden producir en superficie graves daños (intensidades sísmicas altas). ¿Dónde se localizan este tipo de fallas?. Un ejemplo lo constituye la falla de San Andrés localizada en California, Estados Unidos. Esta falla puede producir terremotos de magnitud entre seis y ocho muy cercanos a la superficie. Se localiza entre dos placas litosféricas, cuyos movimientos relativos produce terremotos de gran magnitud. Las Islas Canarias, al contrario, se encuentran en el interior de la placa litosférica africana y no en un borde de placa. Este hecho nos lleva a pensar que las fallas que podemos encontrar en nuestra región no estén relacionadas a priori con mecanismos altamente energéticos.

¿Cómo se han producido las fallas en Canarias?. Una falla se produce como consecuencia de una ruptura en el material. La actividad volcánica en las islas debe haber sido la principal responsable de que el material litosférico presente gran cantidad de fallas. El comportamiento posterior de éstas dependerá de las tensiones a las cuales estén sometidas en la que esta misma actividad volcánica participa de forma directa e indirecta: el ascenso del magma, el peso de los edificios volcánicos sobre la placa litosférica, etc.

¿Las fallas de Canarias pueden producir terremotos de gran magnitud?. Lo normal es que no se produzcan magnitudes superiores a cinco. Además los epicentros suelen estar en la zona oceánica, siendo en la actualidad el canal entre Tenerife y Gran Canaria una de las zonas más activas. En este lugar es normal la ocurrencia de terremotos de magnitud entre 1 y 3, y de forma excepcional, terremotos de magnitud entre 4 y 5 que pueden ser sentidos por las poblaciones más cercanas. Entre estos últimos cabe destacar el terremoto que afectó a La Laguna y a Santa Cruz de Tenerife el 9 de mayo de 1989 con magnitud 5,2, el mayor de los registrados hasta el momento.

La ocurrencia de terremotos en Canarias no es algo excepcional. Si se consulta los mapas sismológicos que publica el IGN, se pueden observar un buen número de sismos cada año entre pequeña y moderada magnitud cuyos epicentros caen fundamentalmente en zonas oceánicas. Aunque no es probable que se produzcan terremotos de gran magnitud, es necesario realizar un estudio detallado de los terremotos observados: magnitud, profundidad focal, mecanismo que los produce, etc. Estos estudios se caracterizan por ser multidisciplinares donde entran diferentes campos como la Geofísica, la Geología y la Ingeniería. De esta forma, se deberían aunar todos los recursos disponibles. La capacidad observacional del IGN debe ser completada con las investigaciones realizadas por los diferentes grupos del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), por grupos de las dos universidades canarias y por grupos extranjeros. Un escenario adecuado de encuentro sería un congreso bianual donde se expusieran los diferentes avances realizados y los caminos a seguir en el futuro. Sería conveniente la difusión de los resultados de estos congresos en un lenguaje claro y conciso para hacer partícipe a la ciudadanía de los descubrimientos realizados.

 
Enlace a Fuente
« Última modificación: Diciembre 08, 2009, 19:51:35 por R.E.M »